Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web.  
Atrás

¿Estás de vacaciones… o de #trabajaciones?

En la era tecnológica nos cuesta cada vez más desconectar: que si comprobamos el móvil, abrimos el correo electrónico, nos acordamos de una reunión…así hasta un sinfín de tareas rutinarias que nos llevamos en la maleta. Ya se habla de un nuevo término, workation, que podemos traducir perfectamente por trabajaciones. ¿Sufres este síndrome? Te enseñamos como hacer un paréntesis por unos días. ¡A por ello!

  • Deja los temas cerrados. Llegan las vacaciones, por lo que es preferible hacer un sprint final para dejar todo bien atado antes de marchar, para que no tengas que estar preocupado durante tu periodo de descanso.
  • Busca un encargado de confianza. Si trabajas en equipo, te será más fácil desconectar. Confía en las personas que se queden en el trabajo cuando tu no estés e indícales en qué punto dejas tus tareas, indicándoles los pasos a seguir en caso de urgencia.
  • Marca las líneas rojas. En caso de que surja un imprevisto, define siempre bien con tus compañeros el “grado de urgencia” para que intenten localizarte. También, si lo ves inevitable, fija horas de conexión para que sea más fácil hablar contigo.
  • Fija horas de conexión. Si tienes un teléfono u ordenador de empresa y ves inevitable consultar el correo electrónico y todo tipo de mensajes, fija una hora de conexión, por ejemplo, al levantarte o acostarte, y evita tentaciones durante el resto del día.
  • Ocúpate. El relax excesivo es también enemigo de la desconexión, porque si no tenemos nada que hacer, seguramente nos conectemos con la rutina. Aprovecha para dedicarte a lo que más te gusta y llena de ocio tu tiempo.

¿Te han sido útiles nuestros ‘tips’ para desconectar? Recuerda que las vacaciones están para disfrutarlas así que si te ves en cualquiera de estas situaciones acuérdate de nuestros consejos.