Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. 
Atrás

Las cinco claves para plantarle cara al estrés térmico en el trabajo

Es verano, hace calor y seguro que más de una vez te has quejado de las altas temperaturas que tienes que afrontar en tu tarea diaria, sobre todo si trabajas al aire libre. Por lo tanto, debes estar preparado para identificar y reconocer el estrés térmico y hacerle frente, porque se origina cuando el cuerpo no es capaz de mantener su temperatura y nos crea un malestar que puede derivar en algo más grave. Así que vigila sus síntomas y te damos además las claves para prevenirlo. ¡Ponle freno!

  • Aclimata tu cuerpo. Si tienes que afrontar trabajos en el exterior con altas  temperaturas, lo primero que debes hacer es acostumbrarte. Normalmente, las empresas te ofrecen la posibilidad de incorporarte a la tarea de manera gradual, así tu cuerpo se irá aclimatando a las condiciones.
  • Trabaja y descansa. Con mucho calor, pide que se programen turnos de trabajo intercalados con periodos de descanso, y que las actividades más duras tengan lugar a las horas de menos calor del día.
  • Hidrátate. Si sudas mucho, debes beber continuamente porque te podrías deshidratar aumentando el riesgo de padecer estrés término. Lo recomendable es beber mucha agua al comenzar la jornada y un vaso de agua cada 20 minutos como mínimo.
  • Viste ropa cómoda y fresca. Las prendas sueltas hecha de materiales tales como algodón y seda permiten el paso del aire y si tienes que trabajar al aire libre, elige colores claros. Si tienes un trabajo especializado, usa la indumentaria reglamentaria para hacer frente a las altas temperaturas.
  • Sé previsor en la oficina. Si trabajas en una oficina o un espacio interior, tampoco eres ajeno a sufrir estrés térmico, así que no te descuides e intenta mantener fresca la estancia, hidrátate y viste ropa cómoda.

En Nortempo te damos las claves para afrontar mejor los rigores del verano e identificar el estrés térmico en el trabajo. Ponle freno… y rendirás más.