Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. 
Atrás

Las cinco razones para ir a la cena de empresa

Si estás trabajando, seguro que has tenido la cena de empresa o está al caer porque estamos en las fechas por excelencia para este tipo de celebraciones. Pero si eres de los que van “por obligación”  o tienes dudas sobre cómo encajar, no te preocupes que te damos las claves para acertar y sacarle el lado positivo a esta cita con tus compañeros… y los jefes. Prepara tu copa y ¡a brindar!

  • Haces equipo. La cena de Navidad es una buena ocasión para estrechar lazos entre compañeros y con los superiores, en un ambiente relajado sin la tensión del día a día. Seguro que después de compartir mesa con ellos, la sensación de “equipo” se hace más fuerte.
  • Conoces gente. Si puedes elegir a tus compañeros de mesa, perfecto, pero si ya tienes mesa asignada no te preocupes, siempre es una buena ocasión para conocer gente e igual te llevas alguna agradable sorpresa con algún colega desconocido.
  • Puedes ser el centro de la conversación. Es la pregunta del millón: ¿de qué hablo?.  Lo más importante, no hagas comentarios negativos sobre la empresa y otros compañeros, porque siempre juegan en tu contra. Saca temas de conversación que no sean polémicos y, a ser posible, que os hagan pasar un buen rato.
  • Conocerás más facetas del jefe. La cena de empresa siempre es una buena ocasión para acercase a otros compañeros y, porque no, al jefe. Igual tienes oportunidad de hablar con él distendidamente y compartir un brindis, lo que mejorará vuestra relación en el trabajo.
  • Lo pasarás bien. Al fin y al cabo, es lo más importante, seguro que pasas un buen rato y además, tendrás muchas anécdotas que rememorar el próximo día en la oficina.

Así que ya sabes los beneficios de asistir a la cena de empresa… en Nortempo te animamos a que te pongas la mejor sonrisa y ¡a brindar!