Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web.  
Atrás

Networking: 5 errores que nunca debes cometer para crear una buena red de contactos

Networking: 5 errores que nunca debes cometer para crear una buena red de contactos

Networking: 5 errores que nunca debes cometer para crear una buena red de contactos

Hoy más que nunca, los contactos se convierten en fuertes aliados para entablar relaciones de negocios. Aunque el networking permite tejer una red de contactos propia, que puede servir de trampolín a un proyecto empresarial, para alcanzar metas profesionales es fundamental cuidar esta red, evitando cometer los 5 errores que analizamos a continuación.

1) Olvidarse del cara a cara

Internet ofrece grandes facilidades comunicativas, pero nunca podrá suplantar la calidez de las interacciones tradicionales como quedar para tomar un café, hacer una llamada telefónica o acudir a un evento. Por lo tanto, procura asistir a dos o tres reuniones mensuales, asegúrate de llevar tarjetas de visita y preséntate a la gente al azar.

2) Entender las redes sociales como networking

Cada persona es un mundo, así que el contacto debe ser particular y no masivo: evita el uso incorrecto de las redes sociales para establecer relaciones de negocio.

3) Intentar recibir antes de dar

El objetivo de crear una red de contactos es llegar a personas que puedan proporcionarte empleo, ayudarte a llevar adelante una idea de negocio o ampliar tus ventas. Si estás en una red es porque quieres algo, pero nunca debes pedir lo que quieres obtener.

4) Reparto irracional de tarjetas

El networking no es una cuestión de números, sino de personas, por lo que el reparto indiscriminado de tarjetas de visita no te ayudará a crear una red de contactos válida. Debes identificar a las personas que te interesan, sabiendo quiénes son y cómo conectar con ellas, teniendo claro qué puedes ofrecerles y qué pueden aportarte en el futuro. Por lo tanto, es preferible contar con una red controlada, con relaciones que puedas trabajar a diario, que una red inmensa con gente que no te aportará nada útil.

5) Caer en la desesperación

Rogar es uno de los peores pecados del networker: refleja desesperación, y parecer desesperado es lo que más alejará a tus contactos. Una solución es salir de tu círculo, dar el salto y tratar de entablar nuevas relaciones sin llamar siempre a la misma puerta.