Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. 
Atrás

Sé original en LinkedIn, cuida tu perfil y… ¡destaca!

Si formas parte de la red social profesional LinkedIn, igual te sientes uno más entre más de 450 millones de usuarios en todo el mundo pero piensa: eres único, y tienes muchas cualidades que te diferencian. Además, la red indica como todos los años las palabras más usadas y, aprendiendo a evitarlas, ya lograrás muchos puntos. Así que, si tomas nota de unos pequeños trucos y cuidas tu perfil…destacarás. ¿Vamos a por ello? ¡Adelante!

  • La primera impresión es la que cuenta. Esto es así la mayoría de las veces, así que si un reclutador se detiene en tu perfil y quieres que siga leyendo,  introduce una presentación atractiva, contundente e incluso con un toque de humor. Captarás la atención y no abandonarán.
  • Cuida tu foto. Ni en una fiesta ni en un fotomatón con cara de ‘se busca’. Opta por una imagen en la que se te reconozca perfectamente, viste como si fueses a una entrevista de trabajo y opta, porque no, por un encuadre distinto, en actitud confiada y de cintura para arriba.
  • Escribe pensando en tu público. Todo lo que pongas en tu perfil debe ayudarte para posicionarte correctamente para lograr tu objetivo. No sirve sólo para conseguir un empleo, sino también para mostrar tus cualidades y dominio del sector, así que si escribes siempre dirigiéndote a los que te interesen, demuestras el valor añadido que ofreces, los problemas que puedes resolver y, desde luego, las razones por las que te deben contratar.
  • Dilo con enlaces. Si tienes documentación de tus anteriores trabajos, en las que puedas demostrar lo que vales, múestralo en vez de contarlo. Lo mejor es incluir enlaces a webs en las que hayas colaborado, o, mucho mejor, si dispones de tu propia página vendiendo tu marca personal y tu experiencia.
  • Mide tus palabras. Cuida todos tus mensajes, sé educado, no te repitas y ¡muy importante! revisa las posibles faltas de ortografía. Además, intenta incluir siempre en tu perfil términos clave relativos a tu formación que tendrá en cuenta LinkedIn para encontrarte más rápido.