Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web.  
Atrás

Trabajar desde casa a través Internet: el empleo de la era 2.0

Trabajar desde casa a través Internet: el empleo de la era 2.0

Trabajar desde casa a través Internet: el empleo de la era 2.0

Internet ha provocado una verdadera revolución en la sociedad, modificando hábitos y generando grandes cambios en el mercado laboral. Normalmente, se tiende a limitar la relación entre la Red y el trabajo a la posibilidad de buscar empleo a través de portales especializados. Sin embargo, esta revolución va mucho más allá, y trabajar desde casa a través de Internet ya es una realidad: te explicamos cómo conseguirlo.

1) Crea una marca personal

No te limites a publicar tu currículum en perfiles de redes sociales: ve un paso más allá y crea una marca personal. De esta forma, no serás tú el que busque su oportunidad en Internet, sino que serán los seleccionadores los que te encuentren.

2) Abre y mantén un blog

El blog es uno de los mejores medios para desarrollar, difundir y aportar valor a tu marca personal. Busca una temática atractiva, con demanda y que te permita generar contenidos accesibles de manera regular. En la era 2.0 todo resulta muy meritocrático: solo dependes de ti, de tu capacidad de esfuerzo, disciplina e ingenio.

3) Potencia el networking

Una buena marca personal es un auténtico catalizador de networking: conocerás de manera natural a personas bien posicionadas en el mundo profesional y, si ya cuentas con cierta visibilidad, lo harás desde la posición de un profesional reputado. De esta forma, tu marca personal podrá acercarte a potenciales socios o clientes.

4) Piensa internacionalmente

Internet es universal, por lo que tu marca personal contará con presencia en todo el mundo. Un blog enfocado en la internacionalización te servirá de pasaporte para trabajar fuera de tu país sin necesidad de moverte de casa.

5) Siempre hay algo que hacer

Trabajar desde casa requiere mantener una actitud adecuada, alejada de la idea de que quedarse sin trabajo es sinónimo de estar parado: recuerda que siempre podrás hacer algo más para mejorar tu posición en el mercado.