Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y de análisis, propias y de terceros, para anónimamente facilitarle la navegación, analizar estadísticas del uso de la web.  
Atrás

Ya he conseguido trabajo, ¿cómo rechazo otra oferta sin salir perjudicado?

Ya he conseguido trabajo, ¿cómo rechazo otra oferta sin salir perjudicado?

Ya he conseguido trabajo, ¿cómo rechazo otra oferta sin salir perjudicado?

Si te encuentras en proceso de búsqueda activa de empleo, puede darse el caso de que te veas obligado a rechazar un puesto de trabajo al haber encontrado otro previamente. Aunque a las empresas no les gusta que un candidato decline sus ofertas de empleo, existen fórmulas que permiten minimizar la sensación de rechazo, salir reforzado y dejar la puerta abierta para futuros procesos de selección: te las explicamos en este artículo.

Ofrece una respuesta lo antes posible

A todos nos cuesta e incomoda decir que no, sobre todo a una oferta laboral, pero cuanto antes respondas menos perjudicarás a la empresa y antes podrá continuar con su proceso de selección. Actuar con rapidez y sensatez permitirá que el sabor amargo inicial provocado en los reclutadores resulte menor. Por lo tanto, no dilates la respuesta si tienes claro lo que quieres, pero tampoco te precipites: solo tú puedes decidir.

Responde con humildad y honestidad

La empresa agradecerá que comuniques los motivos de forma natural, sincera y sin arrogancia: es comprensible que, si en otra empresa te han seleccionado antes, te hayas decantado por aceptar ese puesto si se adecuaba a tus expectativas.

Realiza la comunicación vía electrónica y telefónica

Es recomendable que comuniques tu decisión a la empresa a través de un correo electrónico, en el que explicarás los motivos de tu decisión, acompañado de una llamada telefónica para agradecer la oferta y disculparte por los posibles contratiempos ocasionados. De esta forma, demostrarás mayor interés y dejarás la impresión de ser una persona sensata. También puedes aprovechar para sugerir los siguientes aspectos:

  • Que te gustaría pasar por la empresa para agradecer el trato y comentar los motivos en persona: esto causará buena impresión, aunque posiblemente no accedan a ello.
  • Que te gustaría recomendarles a alguno de tus contactos como posible candidato: mostrar preocupación e interés por facilitar el trabajo del reclutador será valorado por la empresa.